Encuesta BIM CSCAE
Implantación de sistemas
bim
cscae
encuesta-oficial
arquitectura
aec
espana
Fecha: Mie 17 May 2017
 

El sector AECO vive una época de constante actualización, la adopción en España de la metodología BIM es una realidad. Instituciones públicas como el Ministerio de Fomento o la Generalitat apuestan por esta nueva fase, el CSCAE (Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España) ha reliazado la encuesta BIM CSCAE en la que se intenta plasmar una visión general de la implantación BIM en España.

La implantación de la metodología BIM por parte de las distintas empresas, supondrá un paso más en la digitalización del proceso constructivo, como cita literalmente el CSCAE en su  informe. Además de las 3.788 respuestas del público encuestado ( más de un 93% arquitectos colegiados) surgen varios aspectos de notable interés y sobre los que en 24studio hemos decidido reflexionar.

 

1 - NIVEL DE MADUREZ BIM EN LOS EQUIPOS ESPAÑOLES

Del total de encuestados podemos destacar la madurez de su formación y la calidad de sus conocimientos en dicha disciplina, siendo más de un 61,1% profesionales con una formación básica, un 12% autodidacta y sólo un 16,6% ha accedido a una formación especializada. Sorprende que menos de un 7% tiene una formación superior.

Destacar de estos primeros datos, la dificultad (en muchos casos extrema) de ser autodidacta, pues no solo las herramientas son de una elevada complejidad, sino que además BIM no se restringe a un software informático, sino una metodología de trabajo colaborativo, altamente compleja, imposible de aprender sin un equipo.

Después de conocer estas cifras, somos conscientes de que la formación en los equipos esta en un punto muy naif, lo cual implica que aunque sean más de 30% los equipos que utilizan BIM en el desarrollo de sus proyectos, lo hacen a un nivel muy básico, siendo la redacción de documentos (63%) y el modelado 3D (72%) las principales funciones utilizadas. Quedando relegadas a un tercer plano las mediciones para presupuesto (30%) y el cálculo de estructuras e instalaciones (24%), siento estos dos últimos aspectos los más interesantes de la metodología BIM.

Por lo que podemos concluir que el grado e implantación es áun bajo en España (40% de los estudios que han participado en la encuesta) Quedan relegadas a tercer plano las funciones de trabajo colaborativo donde intervienen otros profesionales.

 

Proyecto BIM - La Granjilla

 

2 - RESULTADO DE IMPLANTAR BIM

Tras realizar la implantación de BIM en sus equipos, más de un 60% de los encuestados ha manifestado su completa  satisfacción, y percibe el presupuesto destinado para este fin como una “inversión”, no lo ve como gasto, pues el retorno de la inversión que está consiguiendo con BIM, se traduce en datos muy positivos.

Más preocupante quizás es el dato de un 50% de profesionales que manifiestan la intención de  obtener formación en un corto medio plazo. Hablamos de “preocupante” no por el hecho de formarse, sino por manifestar que lo harán en herramientas informáticas y programas, quedando el concepto de la metodología BIM algo diluido.

El grado de satisfacción de los profesionales que ha implantado la metodología es sus equipos es alto, por lo que es un indicio claro la progresiva incrementación de proyectos BIM en el futuro.

Más de un 60% tiene pensado implementar BIM en medio corto plazo, por lo que el número de proyectos en BIM así como la complejidad de los mismos aumentará.

 

3. TO BIM OR NOT TO BIM?

Sorprendentemente nos llama la atención el que solo un 51% de los encuestados ve la implantación de la metodología BIM como una oportunidad, frente a un 11% que lo ve como una amenaza o un 38% que aún no ha tomado una posición firme.

Evidentemente este 49% de duda y negación aportan sus razones. Vamos a analizarlas:

 

Inversión económica inicial elevada

Al hablar de una inversión elevada, los detractores de esta metodología se centran en el gasto (según ellos, algo desmesurado) que supondrá la formación de sus equipos  y el conseguir las licencias oficiales para los programas. Esta inversión, es obvio que supone desarrollar un presupuesto extra el cual destinar a formación y software, pero no hay que olvidar que el paso a la metodología BIM puede desarrollarse de forma paulatina y llevando una cadencia en el tiempo, lo que permitirá afrontar de una mejor forma este gasto extra. Mencionar también que el fin de la inversión es el retorno orgánico de la misma, por lo cual ese presupuesto extra, según ese 60% de profesionales satisfechos les ha sido devuelto.

 

Desigualdad empresarial

Derivado directo del primer argumento surge este segundo argumento, ese 49% poco convencido postula que la implantación BIM  afectará negativamente la relación entre autónomos, pequeños estudios frente a grandes empresas. Nosotros, como consultora BIM, estamos completamente en desacuerdo con esta visión, el que llegue al sector AECO español una “nueva” metodología como es la BIM, hace que se democratice la situación, dado que si todas las empresas apuestan fuertemente por incorporar esta disciplina a sus equipos, podrán competir en una mayor igualdad.

 

Limitación de la creatividad por parte del arquitecto

En este aspecto, creemos que existe una clara confusión entre el ¿Cómo hacerlo? Y el ¿Qué hacer? Es evidente que la estandarización existe, de hecho existe en la actualidad y gracias a ella se puede generar flujos de trabajo estables, lo que no puede verse es la estandarización como un fin en sí. Como arquitectos tenemos herramientas (en este caso BIM) el cómo la usemos sigue siendo parte de nuestro intelecto,nuestra creatividad y nuestros pensamientos. Interesante la visión de un 60% de todos los detractores de BIM, que estarían dispuestos a recibir formación si esta fuera impartida de forma gratuita.

Si quieres, puedes ver la encuesta BIM CSCAE completa simplemente haz clic aquí.